Enfoque Comunitario | 28 de octubre de 2021

Batallas de baile e historias para potenciar las vacunas contra el COVID-19

Investigadores en la batalla de baile. Crédito: Saint Louis Story Stitchers, 2021

Las batallas de baile y los laboratorios no tienen mucho en común, pero ahí es donde los investigadores de la Universidad de Washington buscan las opiniones sobre el COVID-19 de los jóvenes afroamericanos residentes en North St. Louis. Esta información es esencial para quienes trabajan en aumentar la tasa de vacunación en esta marginada comunidad de Missouri.

Desde julio, Matthew Kreuter, Ph.D., profesor de salud pública en la Brown School dentro de la Universidad de Washington, y su equipo han estado visitando estas batallas de baile al aire libre, así como otras competiciones amistosas similares dirigidas a jóvenes de la localidad entre los 16 y los 24 años.

"Al principio, solamente escuchabamos", explicó Kreuter, quien dirige el equipo de investigación de CEAL en Missouri. Pero a medida que escuchaban, comenzaron a surgir temas distintos que llevaron a más preguntas y conversaciones. "Ahora comprendemos mucho mejor qué funciona y qué no para conectar con estos grupos", dijo.

Las batallas de baile son una de las muchas actividades organizadas por el Saint Louis Story Stitchers Artists Collective, que, de forma creativa, se enfocan en resolver problemas urgentes de salud pública. Sus proyectos crean una plataforma para que la comunidad participe a través de una lente artística y tratan de cambiar las percepciones, borrar las divisiones y "unir" su ciudad.

Zach Williams está completamente vacunado y listo para bailar"Nuestra misión original era la prevención de la violencia armada", explicó Susan Colangelo, presidenta y directora ejecutiva de Story Stitchers. "Pero el COVID-19 alimenta la violencia y nos amenaza a todos. Cuando llegó la variante Delta, me dirigí a nuestros socios para intentar traer la educación sobre la pandemia directamente a nuestra comunidad".

El COVID-19 arrasó a la comunidad afroamericana de St. Louis el año pasado, y continúa haciéndolo, dejando atrás una carga desproporcionada de enfermedad, muerte y problemas financieros. Con tasas de vacunación por debajo del 40% en North St. Louis, los residentes actualmente aún no se benefician de la protección que ofrecen las vacunas.

Uno de los objetivos de CEAL es conectarse con agencias locales y organizaciones comunitarias para alcanzar a las personas que no están aún vacunadas. Es por eso que los socios del equipo de investigación de Missouri incluyen, entre otros, al Departamento de Salud de la Ciudad de St. Louis, el Departamento de Salud del Condado de St. Louis, el Equipo de Respuesta Regional a la Covid-19 de St. Louis, la asociación United Way of Greater St. Louis y la corporación Home State Health de Centene Corporation.

"No deberíamos estar reinventando los procesos que ya existen en la comunidad", dijo Kreuter. "El proyecto para jóvenes de Story Stitchers nació tras asistir a una de las reuniones de los socios: el Consejo Interreligioso".

Para Colangelo, el progreso, en sus palabras, ha sido "l-e-n-t-o". Entre los jóvenes con los que trabaja, "solo dos estaban entusiasmados [por recibir la vacuna] al principio, pero muchos más se están sumando ahora", dijo.

Kreuter ve el cambio. Durante cada evento, los investigadores les preguntan a los asistentes sobre su estado de vacunación y la tasa sigue aumentando. Inicialmente, dos de cada tres no estaban vacunados, ahora es uno de cada tres, dijo.

"Pero el hecho de que estemos ahí, consiguiendo sus opiniones, pidiendo sus comentarios sobre lo que creemos que estamos aprendiendo de ellos, tiene un impacto significativo".

Matthew Kreuter, Ph.D.

Profesor de salud pública, la Brown School, la Universidad de Washington

No atribuye este aumento directamente a su trabajo, ya que todavía requiere mucha más investigación y trabajo de diseminación. "Pero el hecho de que estemos ahí, consiguiendo sus opiniones, pidiendo sus comentarios sobre lo que creemos que estamos aprendiendo de ellos, tiene un impacto significativo", dijo Kreuter. "Esto es pura participación comunitaria y funciona".

Para aumentar el impacto de la intervención, también hacen esfuerzos para eliminar barreras de acceso, por ejemplo, llevando las vacunas a los centros comunitarios. "En nuestro último evento, siete niños se vacunaron", dijo Kreuter.

Los mensajes de salud pública ahora se han modificado gracias a la información obtenida a través de este tipo de eventos, lo que ayudará a los miembros del equipo a evitar problemas de comunicación, clarificar las dudas sobre las vacunas y contrarrestar la desinformación.

Y a lo largo del proceso, también podrán disfrutar de las increíbles habilidades de baile de los jóvenes, lo que en sí mismo es una recompensa para Kreuter.

Explore nuestros materiales

Si quiere compartir información de confianza con su comunidad o en sus redes sociales acerca del COVID-19, las vacunas, y la importancia de la participación y diversidad en estudios clínicos, por favor consulte nuestro catálogo de materiales donde encontrará la información que necesita.