COVID-19 y los niños: Un pediatra de la UCLA responde a sus preguntas

Image
Dr. Jaime Deville

Mientras los niños vuelven al colegio, muchos padres tienen preguntas sobre la vacunación de sus hijos contra el COVID-19. En junio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (los CDC) ampliaron la elegibilidad de las vacunas contra el COVID-19 para los niños de 6 meses en adelante.

Los padres se preguntan: ¿Está realmente bien que se vacunen los niños contra el COVID-19? ¿Una vacuna los mantendrá seguros? ¿Quién debe recibir una dosis de refuerzo? Para obtener algunas respuestas, hablamos con el Dr. Jaime Deville, pediatra y profesor clínico de la Universidad de California en Los Ángeles. Nacido en Perú, Deville ha visto de primera mano la pérdida y la devastación que la pandemia ha tenido en su comunidad y su familia. También ha estudiado las vacunas más de 20 años y ha servido como vigilante de seguridad para un ensayo de vacunas y tratamientos contra el COVID-19. 

Image
Dr. Jaime Deville

¿Por qué los padres deben confiar en la vacuna?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó las vacunas contra el COVID-19 para los niños solo después de una revisión rigurosa y exhaustiva de los datos de los estudios clínicos. Estos estudios clínicos, en los que participaron miles de niños, determinaron que las vacunas eran seguras y eficaces. Las vacunas contra el COVID-19 están demostrando su eficacia contra las hospitalizaciones y la muerte, incluso frente a las nuevas variantes del virus (mutaciones). Cientos de millones de personas, incluidos millones de niños, ya han recibido con seguridad las vacunas contra el COVID-19.

Una preocupación frecuente de los padres es que las vacunas fueron desarrolladas demasiado rápido. ¿Eso es cierto?

Los padres deben saber que cuando el COVID-19 apareció en 2019, ya habíamos dedicado 17 años de investigación al desarrollo de vacunas contra dos coronavirus anteriores, llamados SARS y MERS. Además, como el COVID-19 se convirtió en una amenaza mundial, se destinó una gran cantidad de fondos a la investigación que condujo al descubrimiento de nuevas vacunas. Muchas personas se ofrecieron rápidamente para participar en los estudios clínicos de las vacunas y como resultado, se pudo avanzar más rápido. La conclusión es que el proceso de evaluación de la seguridad de la vacuna fue exhaustivo, riguroso y no se precipitó.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna en niños?

La mayoría de los efectos secundarios en los niños son leves y breves, similares a los que se observan en los adultos: efectos secundarios como sensibilidad y enrojecimiento en el lugar de la inyección, a veces fiebre leve, dolores de cabeza. Por precaución, las personas que hayan tenido reacciones alérgicas graves a otras vacunas en el pasado, o que tengan un historial médico de alergias, deben vacunarse en un consultorio médico con supervisión, en vez de en una farmacia. 

¿Qué sabemos sobre la inflamación del corazón como efecto secundario poco frecuente de la vacuna contra el COVID-19?

Los beneficios de la vacuna contra el COVID-19 siguen siendo mayores que los riesgos para los jóvenes. Se han reportado casos raros de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación del revestimiento exterior que rodea el corazón) tras la vacunación contra el COVID-19. Pero el riesgo de estas condiciones después de una vacuna contra el COVID-19 es mucho menor que el riesgo de contraerlas a causa del propio COVID-19. La mayoría de los pacientes con estas condiciones se sienten mejor con atención médica y reposo.

¿Los niños igualmente pueden recibir la vacuna contra la gripe u otras vacunas anuales, o estas se ven afectadas por la vacuna contra el COVID-19?

No hay ningún problema en recibir la vacuna contra el COVID-19 junto con otras vacunas infantiles, o con la vacuna anual contra la gripe. Pero si la familia prefiere espaciar las vacunas, también está bien.

¿Los niños necesitarán una dosis de refuerzo?

Debido a que la protección de la vacuna contra el COVID 19 disminuye con el tiempo, es importante estar al día con las dosis de refuerzo. Los niños de 5 años en adelante pueden recibir un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech. Algunos niños y adolescentes que tienen un mayor riesgo de COVID-19 grave pueden necesitar vacunas adicionales.  Hable con su médico para ver si su hijo es elegible. Actualmente, los CDC no recomiendan una dosis de refuerzo para niños y adolescentes que recibieron la vacuna Moderna, aunque esto puede cambiar.

¿Los niños deben seguir usando mascarillas después de ser vacunados?

Los CDC recomiendan que todas las personas de 2 años o más usen una mascarilla bien ajustada en lugares públicos cerrados en zonas donde el nivel comunitario de COVID-19 este alto. Esto es independientemente del estado de vacunación.

¿Hay algo más que le gustaría decir a los padres que todavía tienen dudas?

Las vacunas contra el COVID-19 son claramente seguras y eficaces para reducir el riesgo de enfermedad grave y la muerte. La vacunación puede proporcionar a los padres una tranquilidad que no tendrían si sus hijos no estuvieran vacunados. Las vacunas también reducen la propagación del virus en la comunidad. Una vez que los niños reciben sus dosis de vacunas, los padres pueden estar más tranquilos sabiendo que sus hijos están al otro lado de la incertidumbre.

El Dr. Jaime Deville es miembro de la Comisión Asesora sobre Vacunas Infantiles de la Administración de Recursos y Servicios de Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. También es miembro del Comité Asesor Nacional de la Asociación Médica Nacional Hispana.

Visite el sitio web de los CDC para ver las recomendaciones de la vacuna contra el COVID 19 para los niños y adolescentes. Para encontrar un centro de vacunación cerca de usted, visite https://www.vaccines.gov.

Última actualización del contenido: 7 de septiembre de 2022