Preguntas (y respuestas) sobre los niños y los adolescentes y las vacunas contra el COVID-19

Image
collage of children

Todas las personas de 5 años o más deberían vacunarse contra el COVID-19 para proteger su salud. Numerosas investigaciones demuestran que los beneficios superan con creces los riesgos. Como padre o cuidador, probablemente tenga preguntas sobre la seguridad de las vacunas para los niños y su eficacia. Esta hoja informativa responde a algunas preguntas comunes.

Image
collage of children

¿Por qué mi hijo debería vacunarse contra el COVID-19?

Los niños y adolescentes tienen la misma probabilidad de infectarse con COVID-19 que los adultos. Pueden tener complicaciones a corto y largo plazo a causa del COVID-19. En raras ocasiones, las complicaciones de la infección pueden provocar la muerte. Las vacunas reducen considerablemente las posibilidades de que los niños enfermen gravemente de COVID-19.

¿Es elegible mi hijo para vacunarse?

Los niños de 5 años o más son elegibles para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech. Pronto habrá más información disponible sobre los niños menores de 5 años.

¿Cómo sé que la vacuna es eficaz en los niños?

Los estudios clínicos han demostrado que las vacunas protegen contra el COVID-19 y el COVID de larga duración. La evidencia de los millones de niños y adolescentes que han sido vacunados demuestra que las vacunas contra el COVID-19 reducen el riesgo de infección y de enfermedad grave.

¿Cómo sé que la vacuna es segura para mi hijo?

Las vacunas contra el COVID-19 estuvieron disponibles en los Estados Unidos solo después de que la evidencia demostrara que sus beneficios son mayores que sus riesgos. Después de que los estudios clínicos demostraran que las vacunas eran seguras y eficaces en adultos, los investigadores realizaron estudios con miles de niños. En estos estudios no se detectaron problemas graves de seguridad. Desde que se autorizaron las vacunas, millones de niños y adolescentes han sido vacunados contra el COVID-19.

La evidencia es clara: El beneficio de una mayor protección contra la enfermedad grave o la muerte supera con creces el riesgo de efectos secundarios graves. Los científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), junto con expertos independientes en materia de seguridad, siguen vigilando de cerca la seguridad de las vacunas.

¿En qué se diferencian los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 para niños de los de adultos?

Menos voluntarios: Los estudios clínicos centrados en los niños para las vacunas contra el COVID-19 no necesitan tantos voluntarios como los estudios con adultos para asegurarse de que la vacuna sea segura y eficaz. En los estudios con adultos, los investigadores determinan la eficacia observando cuántas personas vacunadas desarrollan COVID-19. Esto requiere más participantes. Después, los investigadores utilizan esta información para estudiar la vacuna en niños. En los estudios con niños, los investigadores determinan la eficacia de la vacuna comparando las respuestas inmunitarias de los participantes con lo que sabemos sobre las respuestas inmunitarias de los adultos vacunados.

Consentimiento y asentimiento: El consentimiento informado significa que un voluntario de la investigación tiene información clara sobre los riesgos y beneficios del estudio clínico y puede hacer cualquier pregunta antes de inscribirse. En un ensayo con niños, el padre o tutor del niño proporciona el consentimiento informado. Los investigadores también deben explicar el estudio a cualquier niño que vaya a participar. Además del consentimiento informado de los padres, los niños de 7 años en adelante dan su propio acuerdo, llamado asentimiento. Como en todos los estudios clínicos, los voluntarios pueden abandonar en cualquier momento

¿Los niños reciben una dosis diferente a la de los adultos?

Los niños pequeños responden a los medicamentos y a las vacunas de forma diferente a los adultos. Esto se debe a que, a medida que los niños crecen y cambian, también lo hace su sistema inmunitario. Los estudios clínicos se centraron en buscar la dosis adecuada para cada grupo etario. La dosis correcta brinda la mejor protección con el menor número de efectos secundarios. Según los resultados de estos estudios, los adolescentes de 12 años o más reciben la misma dosis de la vacuna PfizerBioNTech que los adultos. Los niños de 5 a 11 años reciben una dosis menor.

¿Mi hijo tendrá efectos secundarios?

Los posibles efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19 incluyen dolor en el lugar de la inyección, dolores de cabeza, dolores musculares y fiebre baja. Estos efectos secundarios son normales y deberían desaparecer en unos días. Algunas personas no tienen efectos secundarios después de recibir la vacuna.

Se han notificado casos raros de problemas cardíacos en algunos niños y adolescentes después de recibir la vacuna. Estos casos implican una inflamación del músculo cardíaco (una afección llamada miocarditis) o del saco externo que rodea al corazón (una afección llamada pericarditis). La mayoría de estos casos se produjeron en adolescentes varones. El número de casos de miocarditis notificados es pequeño, pero más alto de lo que se suele esperar.

El riesgo de contraer miocarditis después de la vacuna es mucho menor que el riesgo de contraer miocarditis por COVID-19. El riesgo es especialmente bajo para los niños menores de 12 años. La mayoría de los pacientes que tuvieron estos problemas cardíacos se sintieron mejor poco después de recibir atención médica y descansar.

¿Mi hijo necesitará una dosis de refuerzo?

Las vacunas contra el COVID-19 están funcionando bien para prevenir enfermedad grave, hospitalización, y muerte. Sin embargo, las investigaciones sugieren que la protección entregada por estas vacunas disminuye con el tiempo. Los niños de 5 años o más deben recibir una dosis de refuerzo al menos cinco meses después de su serie inicial, lo que brindará una protección más duradera.

¿Es seguro recibir otras vacunas al mismo tiempo?

Los niños pueden recibir con seguridad la vacuna contra el COVID-19 al mismo tiempo que otras vacunas rutinarias.

¿Mi hijo debe vacunarse si ya ha tenido COVID-19?

 Sí. La evidencia demuestra que las personas están más protegidas por estar completamente vacunadas que por solo haber estado infectadas con COVID-19.

Más información

Última actualización del contenido: 8 de junio de 2022